miércoles, agosto 10, 2016

Mallorca día 3: Puerto Pollensa, las Cuevas del Drach , el Castillo de Bellver !


"El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia" Shakespeare



 Nuestro tercer día en Palma arrancó como todos con un excelente desayuno en El ritual y partimos los cinco para Puerto Pollensa. 

En el camino notamos que la nubes nos comenzaban a perseguir y en cuestión de minutos un diluvio cayó sobre nosotros. Era imposible incluso manejar por lo cual Gaby decidió detenerse un rato que no fue muy largo ya que con menos intensidad fue posible seguir hacia la playa. Llegamos y seguía muy nublado por lo cual nuestro deseo de hacer un rato de playa se vio truncado. Paseamos un rato por la costanera y visitamos algunos negocios de souvenir. Puerto Pollensa que en Argentina se hizo muy famoso por una canción de los años 80 de Sandra Mianovich que lleva su nombre por título. 


El Puerto de Pollensa conserva un largo paseo marítimo y amplias playas. Sus veleros hacen de la costa una postal pintoresca. 





Hicimos unas fotos y como todo parecía indicar que el tiempo no mejoraría entramos a una cafetería llamada San Sebastiá donde comimos una hamburguesas riquísimas y nos divertimos con un personaje de "Wally".



Para aprovechar la tarde y porque Stella tenía la orden de su esposo de conocer las Cuevas del Drach , (mas puntualmente ella decía: "No puedo volver a Vigo sino voy a las cuevas" ) la anfitriona nos llevó a visitarlas. A mi que soy bastante claustrofóbica la palabra "cueva" me generaba un poco de ansiedad pero allí fuimos. 
Se hallan en el municipio de Manacor, cerca de la localidad de Porto Cristo. Las cuevas se extienden hasta una profundidad de 25 m, alcanzando 2,4 km de longitud.
Sacamos las entradas y detrás del animo y el entusiasmo de todas caminaba yo titubeante. Cuando me quise dar cuenta estaba dentro de una pasarella que me estaba introduciendo bajo tierra pero con amplios espacios donde podían empezar a verse las estalactitas y estalagmitas.
Las cuatro cuevas, denominadas Cueva Negra (Cova Negra), Cueva Blanca (Cova Blanca), Cueva de Luis Salvador (Cova de Lluis Salvador) y Cueva de los franceses (Cova dels francesos), se encuentran conectadas entre sí. Las cuevas se han formado por acción de la entrada del agua del mar Mediterráneo, y algunos estudiosos consideran su formación podría remontarse al Mioceno.
Se ingresa por tandas y de la nuesta yo me quedé atras, está prohibido tomar fotos con flash pero yo me sentí un poco perdida y prendí la linterna para iluminar mi camino y ver por donde andaban mis amigas y Wally. Un señor del lugar que venía detrás mio se me acercó porque suponía que estaba tirando fotos con flash y cuando vio mi cara explicándole que no veía y que estaba usando la linterna le dí literalmente ternura y me acompañó hasta donde estaban adelante diciéndome que no podía perderme un espectáculo como ese por miedo....fue realmente amable!  Una vez con el grupo traté de olvidarme de la situación geográfica bajo nivel y empecé a disfrutar de tal arquitectura que la naturaleza llevaba tantos miles de años construyendo. Francamente era para el asombro de los sentidos. 
El agua iba apareciendo bajo nuestro suelo y ese turquesa que jamas había visto me erizaba la piel. Los detalles del techo que crecen un centímetro cada cien años son alucinantes. La formación llamada Monte Nevado es indescriptible. Cuando llegamos al final del recorrido nos hicieron sentar en unos bancos y se apagaron todas las luces, minutos después comenzó el concierto de música clásica en vivo. Cuando las primeras luces apuntaban a una barca empezamos a ver la orquesta tocando en ellas. Era algo tan emocionante, una barca detrás de otra desfilaban con sus músicos ejecutando una maravillosa melodía allí entre las milenarias formaciones de la filtración del agua sobre un lago llamado Martel cuyo color quedó grabado en mi retina para siempre por la pureza del aguamarina. 

Finalmente cuando el concierto finaliza y uno cree que nada mas puede estar sucediendo allí regresan las barcas y nos invitan a los presentes a navegar el Lago Martel hacia la salida. Fue un momento imposible de olvidar, las sensaciones penetraron por nuestros sentidos haciendo un festival en nuestro corazón. Cuando salimos pensé que bueno que pude vencer el miedo y entrar. A su vez le dije a Stella que le trasmitiera a su marido cuanta razón tenía!! y allí mismo en un complejo de servicios tomamos un café bajo un cielo azul que nadie diría que era el mismo en el que un rato antes diluviaba. 
Antes de subir al auto hicimos una foto en el cruce de calle estilo " Abbey Road" y cada vez mas felices y riéndonos a carcajadas  nos subimos al auto hacía el próximo destino....aunque ustedes no lo crean fuimos cantando las canciones patrias, aquellas que aprendimos en el colegio: Aurora, Marcha de San Lorenzo, Himno a San Martín, a Sarmiento, etc....y Wally nos filmaba y tampoco  podía creer lo que estábamos viviendo. 
De regreso el cielo nos regaló un arco iris sobre la isla como si fuera poco lo vivido.


 Luego pasamos por el Castillo de Bellver  es una fortificación de estilo gótico mallorquín. Está situado a unos tres kilómetros de la ciudad de Palma de Mallorca. 


Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca. Se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque, desde donde se puede contemplar la ciudad, el puerto, la sierra de Tramuntana y el Pla de Mallorca; de hecho, su nombre viene del catalán antiguo bell veer, que significa «bella vista». Una de sus peculiaridades es que se trata de uno de los pocos castillos de toda Europa de planta circular, siendo el más antiguo de estos. Actualmente pertenece al Ayuntamiento de Palma y en él se encuentra el Museo de Historia de la ciudad de Palma, por lo que está abierto al público. 


No pudimos entrar porque ya había cerrado pero desde allí tomamos una fotos magníficas con el puerto de Mallorca y  otras panorámicas justo a hora del atardecer que fue bellísimo. 
Esta isla tiene encantos por donde uno vaya o camine. Y digo esto literalmente!. 
Sino imagínense cuando vimos un molino antiguo al mejor estilo holandés. La “Asociación de Amigos de los Molinos de Mallorca” fue creada hace unos 35 años por un grupo de amigos para evitar la continua desaparición y deterioro de los molinos de nuestras islas, incluyendo en este grupo a los Molinos de Viento (harineros y de extracción de agua), de Agua (movidos por corrientes de agua de acquias y torrentes) y de Sangre (accionados por la fuerza animal), lo que motivó la perentoria necesidad de evitar su destrucción, creando medios que impidieran su progresiva degradación, y posibilitando al mismo tiempo su recuperación y conservación.
Los molinos harineros de viento en general están formados de una torre de construcción cilíndrica de unos 7 o 8 metros de altura y de un diámetro exterior de 8 a 10 metros, con un muro de casi 1 metro de grosor, construcciones de piedras vistas o revoque de cal y arena. También los hay con piezas de marés. Con una escalera interior de caracol y una cubierta móvil para orientar las aspas del molino cara al viento. Toda la maquinaria se encuentra en la parte superior de la torre.
De camino a Palma nos cruzamos con un particular vehículo que nos sonrió y saludo su conductor  alegremente cuando vio nuestras cámaras a la vista. Un rato después mientras hacíamos algunas compras para la cena nos divertimos jugando como niñas en un pequeño solar de tiendas y cines.

 Aquella noche brindis por medio seguimos disfrutando de la isla y su gente  para seguir al otro día nuestro mini viaje de egresados en este paraíso. Obviamente....continuará

Mientras tanto les dejo amigos lectores un video de las Cuevas del Drach