jueves, diciembre 01, 2011

Bienvenido diciembre

"Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
                       ni más dócil
                                           ni más cauta
tan sólo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes
como te pienso y te enumero..."  Bienvenida (Mario Benedetti)

Diciembre siempre resuena a final. Casi imperceptiblemente se lleva el año por delante. Lo que no se ha hecho hasta su llegada difícilmente se hará pero....corremos muchas veces sin sentido para lograrlo.
La ciudad empieza a mostrar sus humores mas endemoniados. Casi sin razón alguien espera que lo llamen, mientras que otros anhelan cada día un llamado que tal vez en otro mes del año hubiese sido menos dramático.
Diciembre es un manojo de reflexiones sobre cuentas de balances que no siempre cierran, mas exactamente, que excepcionalmente cierran. Y al igual que las dietas que empezaríamos el lunes, es diciembre el mes de los excesos que siguiente mes se abandonarán.
Quien no ha pensado en diciembre alguna vez lo poco que falta para las vacaciones. Las fiestas de Navidad y Año Nuevo son potencialmente un espacio bipolar. Hay quienes las esperan ansiosamente para juntar a la familia y  a los amigos. Pero hay quienes no ven la hora que pasen lo mas rápido posible. Y no siempre es una cuestión de soledades personales.  Las fiestas muestran un costado oscuro: el vacío de los que ya no están. Paralelamente los niños ansían los regalos y encontrarse con los pares. Y las generaciones se van sucediendo y un día se cae en la cuenta que llegará el momento en que nos toque ser extrañados. Cuando fue que sucedió eso no será respondido. De la mesa donde los jóvenes de la familia esperaban la medianoche para escaparse a  comerse el mundo con los amigos, así sin anestesia, un día pasamos a la mesa de los padres cuyo tema de conversación suele tener alguna relación con la medicina. Diciembre es un mes que se va tan rápido como la vida. A las corridas armamos el árbol de Navidad y en un soplo hay que desarmarlo. Y en ese momento el único que está a nuestro alrededor incondicionalmente es la mascota familiar.
Diciembre es el mes donde los shopping y los cupones de descuento se multiplican hasta impedirnos dormir. Es ese momento del año donde se rinden las materias pendientes y los parciales tienen gusto a finales.
Con el crucero pago para enero o  la quincena reservada diciembre anuncia en Buenos Aires que enero será el éxodo porteño. El que se queda ya tiene la pelopincho armada en la terraza y deberá soportar ademas de los cuarenta grados de térmica los peores programas de la televisión argentina.
Ha quedado claro que diciembre es un mes contradictorio. Aquellos verdaderos cristianos saben que la nochebuena hay que perdonar y reconciliarse. Pero no faltará alguno que se pase la navidad criticando el vitel toné que trajo algún pariente.
Sin embargo hoy que está comenzando se me ocurre que va a ser distinto. Que este diciembre va a detenerse el tiempo en cada instante que transcurra. Para que vos y yo lo hagamos placentero. No es tan difícil. O si,  pero se puede. Con arbolito o sin él, con las cuentas pendientes, con los desamores y los que nos acompañan. Con los que faltan y los que vendrán. Con mucha música y con algunos silencios....no tantos. Con mucho valor y poca cobardía. Ya lo ha dicho el cantor "la cobardía es asunto de los hombres no de los amantes" y en diciembre todos somos amantes de la vida. Por cual razón se te ocurra y si no se te ocurre también. Diciembre ha llegado, no dejes de darle la bienvenida porque cuando se siente bien recibido suele convertirse en dios y regalarte la eternidad. Y pensándolo bien , no está nada mal para terminar el año empezarlo brindando por la vida. Y por vos por supuesto....que llegaste hasta aquí leyendo. Feliz Diciembre para todos!
 
"..ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales
con nuevas
                   con hondura
                                        con franqueza

sé que voy a quererte         sin preguntas
sé que vas a quererme         sin respuestas." ( Mario Benedetti)


Hablando de nostalgias de diciembre y de tiempos. 


Tango de mi hermano Cali dedicado a nuestro hermano en su cumpleaños.


Crecíamos y 
mirabamos pasar nuestros camino
fabricamos fusibles de madera y 
matábamos no se cuantos indios
las manos de mama entonces tocaban melodia de Kalender
Y la abuela pasaba anuestro lado con su dulce sonrisa de diciembre

Nostalgia del tiempo de ayer que noes tristeza ni es un lamento  
pues nos permite recordar aquellos viejos buenos momentos
Nostalgia del tiempo de ayer nos ha marcado con cicatrices
pero también nos regalo amor y nuevas raices 

Crecimos sin querer fuimos dejando la inocencia de los dias felices
crecimos alentando a la academia con los stones y con the beatles
fugaz se nos paso el tiempo de rosas ya no está la muchachada por alsina
ni las pibas de ayer ni el empedrado ni los vagos del Bar Avenida

nostalgico y causal es este tango herido con la magia del destino
ser feliz es amar a los que fuimos lo que somos es parte del camino
hoy que vas a cumplir 60 abriles un pibe pareces yo me lo creo 
es por eso que quiero hermano mio dedicarte este tango arrabalero.
Letra y música : Carlos Ravazza