viernes, octubre 14, 2011

Tiempos modernos

"Me interesa el futuro porque es el lugar en donde voy a pasar el resto de mi vida" Woody Allen

Lluvia tras lluvia tras lluvia. El fin de semana largo tuvo olor a gris y sabor a nada. El clima suele convertir las ideas. En estas ciudad donde el gris asfalto, paredón y después predomina, la vida se vislumbra mejor en días soleados. Aún siendo un martes que por momentos se siente lunes.
Los días electorales inundan la ciudad de afiches sobre afiches sobre afiches de distintos colores y tamaños. Los candidatos nos sonríen desde enormes murales. Parecen humanos. Quiero decir, parece que estuvieran ahí . Alguien me dijo que alguien le dijo a alguien que Woody Allen rodará su próximo film en Buenos Aires. Y empiezo a desesperarme por imaginarme su mirada sobre mi porteña ciudad. Y una espina se clava en mi curiosidad y allí estará , permanecerá intacta hasta que la pantalla grande se la regale a mis ojos.
Mi amor incondicional por Allen data de mi adolescencia motivo que ha dado lugar a las mas diversas e ingeniosas referencias de mi durante aquellos años. "No me gusta Delon" he dicho quinceañera. "Y claro! si a ella le gusta Woody Allen!" . Nadie entendía porque mi atracción sobrepasaba al talento, también me gustaba él. La cuestión empezó a complicarse cuando aparecieron sus tantos alter egos. Afortunadamente fui creciendo y entre otras cosas distinguí, que entre la pantalla grande hollywoodense y mi persona la distancia era casi infinita.
Hace un tiempo atrás vi "Medianoche en Paris". Pero voy a hacer una salvedad para decir que cuando vi Whetever Works ("Asi pasa cuando sucede" creo fue el título en español) dos cosas :salí del cine desesperada por ver "Manhattan" y extrañé enormemente la actuación del director en un papel que fue escrito claramente para su persona. Larry Davis salió airoso pero a mi no me alcanzó. En cambio, el film parisino traía un nuevo alter ego: Owen Wilson que a priori jamas se me hubiese ocurrido para tal desafío y sin embargo a mi juicio se convierte en el mejor que hasta ahora lo ha hecho. Los años que va cumpliendo hacen que el cineasta no pueda afrontar los personajes que saca de su imaginación y de su pluma pero ello no es impedimiento de encontrar nuevos interpretes. Lo cierto es que al término de la película la elección de Paris y del mismo Wilson me han hecho valorar un poco mas aún si se puede a este extraordinario director. Hay una escena que transcurre en la mesa de un bar, allí Dalí, Buñuel, entre otros conversan en una escena típica de la ciudad en el tiempo ideal en el que el personaje quisiera haber vivido con un toque del guión brillante.
Me dio vuelta por la cabeza varios días esa idea. Yo no suelo ser muy nostalgica, salvo alguna puntual situación no he sentido nunca el deseo de haber nacido en otra época. Pero muchas veces me gana la idea que todo tiempo pasado fue mejor como el decir popular. El presente suele ser árido porque es el lugar donde se desarrolla el juego. Y no podría ser de otra manera. Una vez vivido se convierte lentamente en paraíso. Y de alguna manera lo es. Como un buen vino que va cobrando valor con los años. El tiempo lo convierte en un tesoro. Mientras tanto yo sigo caminando por Buenos Aires y me distraigo pensando en estas cosas la ciudad se agiganta. Nos volvimos modernos, progresistas, contraculturales, post modernos, capaces de computarizar la vida y vivir bajo el ojo de gran hermano. Dalí ha dicho alguna vez : "No deben preocuparse por ser modernos, cualquier cosa que hagan, es lo único que no podrán evitar". Imagino que la nube que me persigue tiene forma de rinoceronte gris. Seguramente vendrá con agua y llegaré a casa mojada. En el abanico de posibilidades no esta mal. Si hay mate y alguien con quien compartirlo será una bendición.  


 Si la queres ver doblada al español aqui el mismo fragmento Manhattan (inicio en español)